Editorial · Prevención de la dependencia

Dentro de las acciones para prevenir la dependencia, es de vital importancia poner en práctica una serie de estrategias bio-psico-sociales que permitan a las personas mayores optimizar al máximo sus capacidades y en consecuencia prolongar lo más posible su autonomía personal.

Desde el punto de vista cognitivo no hay un momento concreto para el deterioro, éste depende de muchos factores y, según los expertos, a mayor actividad intelectual el deterioro cognitivo tiende a no aparecer. Debido a que el cerebro está diseñado para aprender y para modificarse en función del aprendizaje, la estimulación de la musculatura cerebral por actos externos como la actividad intelectual que supone un aprendizaje permanente ofrecido y posibilitado por los cursos universitarios para mayores, optimizan al máximo las capacidades de las personas mayores; es como decir que la Universidad es el gimnasio del cerebro.

Leer más >>

Revistas para descargar: